ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Operación ‘blindar el Bernabéu’

1/03/2017 2:51 pm

El Real Madrid quiere blindar el Bernabéu. Cerrar su estadio a cal y canto. Que de aquí al final de LaLiga no se escape un solo punto del recinto de La Castellana. Por Chamartín tienen que pasar los tres grandes del Campeonato, Barça, Sevilla y Atlético, pero Zidane y los suyos tienen previsto iniciar la operación muralla hoy mismo. Visita Madrid la UD Las Palmas, en crisis de resultados pero aún no de fe, y el Madrid quiere asegurar tres puntos que, como viene sucediendo desde hace algunas jornadas, tienen premio extra: mantener el liderato del torneo de la regularidad una jornada más, a expensas de lo que pueda ocurrir en ese partido aplazado (sine die, a lo que parece) contra el Celta en Balaídos.

Se trata de cerrar a cal y canto el coliseo blanco, del que se han escapado ya cuatro puntos (empates ante Villarreal y Eibar) cuando aquel episodio de la fiebre amarilla. De aquello ha pasado ya tiempo, media Liga de calendario. Desde entonces el grupo de Zidane se muestra fiable en casa y solvente, pero hoy se encuentra ante una escena conocida.

Un hijo pródigo regresa a casa dispuesto a alimentar la nostalgia de papá Bernabéu. No se trata de uno cualquiera. Para muchos, dentro y fuera del club, Jesé Rodríguez es el mayor talento que ha dado Valdebebas en los últimos años. Su carrera iba cumpliendo los pasos del manual del perfecto canterano hasta que un tal Kolasinac se cruzó en su camino. Jesé estaba en su mejor momento, haciendo goles importantes con el Madrid, llamando a las puertas de la selección. Todo cambió tras la lesión. El futbolista no volvió a alcanzar ese nivel y de alguna manera se rompió esa conexión mágica que el Bernabéu suele establecer con los niños que se hacen hombres en la casa blanca. Jesé, como tantos otros, tuvo que hacer las maletas, pero las cosas tampoco le fueron mucho mejor en el lujoso PSG de Unai Emery. Más líos que goles. Ahora, en el equipo de su tierra, el canario se busca a sí mismo. Esta vez no hay cláusula que valga. Jesé quiere hacerse notar en el Bernabéu. Si se la lía al Madrid, una sensación de déjà vu volverá a recorrer la grada del Bernabéu.

Una UD sin miedo

Jugar en el Santiago Bernabéu ante este Madrid de la remontadas debe imponer a muchos equipos, pero la UD Las Palmas no es uno de ellos. El equipo de Setién ya ha demostrado valentía para saltar a cualquier ruedo con la espada en la mano e intercambiar golpes con cualquiera. No importa volver con un 5-0 como ya sucediera en el Camp Nou, pero lo que está claro es que no saldrá a defender las embestidas de Cristiano, Bale, Morata o Benzema. Las Palmas tiene un estilo definido y Setién, que comienza a ser cuestionado, morirá con él.

Ya en el partido de la primera vuelta Las Palmas demostró que cuando tiene el balón es muy complicado quitárselo. También es verdad que la confianza que tiene el conjunto amarillo no es la misma que cuando se vieron las caras con el Real Madrid en el mes de septiembre. Para conseguir ese efecto, volverá a probar con Vicente en la salida de balón y Roque más adelantado para buscar la presión sobre los mediocentros del Real Madrid.

Al avión que llevó a la expedición amarilla desde la isla de Gran Canaria hacia la capital del Reino, se subieron dos chicos del filial. Erik Expósito es una de las perlas de la cantera canaria. Es ariete y podría sentarse en el banquillo ante la falta de gol que tienen los amarillos. Un gol que hará falta si la UD quiere repetir lo logrado en la primera vuelta: frenar al Madrid.