ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

El régimen chavista rechazó que 11 países latinoamericanos le pidieran garantizar “el derecho a la manifestación pacífica”

18/04/2017 1:58 pm

La canciller venezolana Delcy Rodriguez cargó contra el comunicado que un grupo de naciones de la región difundió en vísperas de la marcha opositora del 19 de abril para pedir que no haya represión contra los manifestantes

 

Venezuela calificó de “grosera injerencia” que once países latinoamericanos pidieran este lunes al gobierno de Nicolás Maduro garantizar “el derecho a la manifestación pacífica” a dos días de una gran marcha de la oposición.

“Resulta vulgar el doble estándar y selectividad política de estos gobiernos para avalar la violencia vandálica de la oposición. Violentan leyes internacionales para apadrinar el intervencionismo”, escribió en Twitter la canciller Delcy Rodríguez.

“Teniendo en cuenta que para el miércoles 19 de abril se anuncia una jornada de marchas por parte del oficialismo y de la oposición, hacemos un llamado al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que garantice el derecho a la manifestación pacífica“, dijeron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay en un comunicado conjunto.

El miércoles, cuando se conmemora el primer grito independentista venezolano, los detractores de Maduro organizan una marcha para exigir elecciones y respeto a la autonomía del Parlamento, de mayoría opositora.

La oposición promete “la mamá de las marchas”, mientras el oficialismo asegura que ese día colmará las calles de Caracas.

Las protestas, que dejan cinco muertos y cientos de detenidos, estallaron luego de que el máximo tribunal se adjudicara las funciones del Legislativo, aunque la decisión se anuló parcialmente tras fuerte rechazo internacional.

Los once países exhortaron además al gobierno a que “rápidamente se definan las fechas para dar cumplimiento al cronograma electoral que permita una pronta solución a la grave crisis que vive Venezuela”.

“Ha caído en el ridículo de anhelar gobernar Venezuela siendo ellos ejemplo patético de violaciones a los derechos humanos de sus pueblos”, agregó Rodríguez.