ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Los siete consejos de expertos para combatir efectivamente el estrés

26/10/2017 6:56 pm

Es posible hacerle frente a la ansiedad mediante una estrategia de siete pasos.

Es posible hacerle frente a la ansiedad mediante una estrategia de siete pasos.

Vivimos tiempos difíciles, no importa el lugar de residencia. Catástrofes naturales, potenciales enfrentamientos bélicos que tienen en vilo a todo el mundo, sumado a la incertidumbre a nivel económico y laboral. Independientemente de la latitud donde nos encontremos, seguramente exista algún motivo para sentirnos, al menos de forma esporádica, ansiosos y estresados.

Es por eso que resulta fundamental armarse de una estrategia sólida para poder hacerle frente a los desafíos emocionales que nos plantea la vida, para eventualmente poder llegar a “regular los sentimientos” y de esta manera evitar que desencadenen en cuadros más serios como los cada vez más comunes ataques de pánico o trastornos de ansiedad.

Muchos deciden recurrir al ejercicio físico para quemar malas energías mientras que otros meditan unos minutos al día o practican rutinas como yoga. Pero más allá de las medidas que se puedan tomar por motu propio, expertos en salud mental consultados por el periódico financiero The Wall Street Journal elaboraron un listado de siete tips que pueden ayudar a quienes sufren de estrés de manera recurrente.

shutterstock_467205302

En primer lugar será fundamental enfocarse en la respiración. Resulta muy común olvidar la importancia de oxigenar el cuerpo de manera adecuada y en repetidas oportunidades, ante una situación que plantea un desafío a nivel emocional, las personas olvidan recurrir a sencillos ejercicios respiratorios para bajar revoluciones y calmar la situación.

Una técnica conocida como “atención enfocada en la respiración” disminuye los niveles de actividad en la amígdala, también designada como la centinela de nuestras emociones, lo que permite regular sentimientos vinculados al miedo y la ansiedad.

Por cinco minutos, el foco deberá estar puesto en sentir cómo el aire ingresa al organismo desde los orificios nasales, sin importar el ritmo de la respiración o su profundidad. Sólo concentrarse en la sensación puede ayudar de manera significativa a calmar el estrés.

shutterstock_451346656

En segundo lugar se debe identificar el origen de dicha ansiedad. Por lo general las personas fallan a la hora de identificar el verdadero motivo que los lleva a sentirse tristes o estresados.

Un estudio de 2013 llevado adelante por la Universidad de Yale y publicado por la revista “Ciencia Psicológica” asegura que muchas veces se toman malas decisiones en lo que hace a la estrategia para combatir la ansiedad dado que las personas identifican de forma errónea la fuente de su pesar emocional.

Los expertos recomiendan hacerse las siguientes preguntas a uno mismo. ¿Cuál es la fuente de tus sentimientos? ¿Provienen de algo con lo que estás lidiando ahora o pertenecen a una problemática del pasado? El foco debería estar puesto en lo que está frente a uno en el presente a la hora de lidiar con el estrés.

shutterstock_609845960

No olvides tomar acción cuanto antes. Tómate una pausa para preguntarte qué medidas concretas puedes tomar para alivianar la situación actual. Si te preocupa el bienestar de alguno de tus hijos, dedícales el tiempo necesario sin importar las obligaciones del día a día. Si la preocupación está más vinculada con la situación política de tu país, puedes involucrarte y decidir llevar adelante un cambio positivo en el mundo real, y no de forma online.

No importa la dimensión de las medidas tomadas, así sean pequeños pasos, todo sumará para sentir que el hecho de haber tomado acción colaboró en generar un cambio positivo.

Dale un descanso a ese teléfono. Ya no es ningún secreto que las redes sociales pueden ayudar a hacernos sentir ansiosos, inseguros y hasta llevar a un cuadro depresivo serio, sobre todo en adolescentes. Una de las estrategias posibles para evitar ser afectados por la infinidad de malas noticias que circulan en redes, en muchos casos falsas, es limitar el tiempo que se pasa navegando por los distintos timelines.

El hecho de marcar un tiempo determinado por día y respetarlo puede ayudar a que destinemos ese tiempo a otras actividades que colaboren a fortalecer nuestra salud mental y bienestar anímico.

shutterstock_583044775
Visualiza tu ansiedad, ponle un rostro. El darle un puntaje del 1 al 10 al origen del estrés puede ayudar a planificar una estrategia más efectiva a la hora de hacerle frente. Dedicarle unos minutos a este ejercicio puede ayudar a combatirlo. ¿Dónde se encuentra el miedo? ¿En el pecho, la garganta o el abdomen?

Si se imagina a lo que nos aqueja como un objeto físico, tal vez una pelota que pueda ser arrojada lejos o un globo que pueda ser arrastrado por el viento, lejos nuestro, uno podrá ganar las herramientas necesarias para paulatinamente ir dándole una forma más positiva a las emociones.

shutterstock_644371837

No tengas miedo de compartir fuerte y alto lo que sientes. Los pensamientos que viven en la mente, en muchos casos se convierten en verdades si no son exteriorizados, por más que no estén siendo compartidos con nadie más que con uno mismo.

Los expertos coinciden en que el decir los pensamientos en voz alta permite identificar de qué forma nos hablamos a nosotros mismos, a la vez que el verbalizar algo puede hacer que podamos identificar pensamientos “sin sentido” que de otra forma hubiesen seguido habitando de forma tóxica en nuestra mente.

shutterstock_644584192

Aprovecha los beneficios de la técnica del golpeteo para la liberación emocional. Un procedimiento sencillo y sin costo permite calmar la ansiedad, al concentrarse en la energía interna y los lugares donde podría encontrarse bloqueada.

Primero se debe etiquetar a la emoción en cuestión y otorgarle una puntuación del 1 al 10. Luego, con ligeros golpeteos hechos con dos dedos sobre la frente, habrá que repetir dicha emoción de forma lenta y en voz alta.

La técnica se deberá repetir en distintas zonas del cuerpo, el interior y exterior de la ceja, debajo del ojo, debajo de la quijada, en la clavícula y al costado del torso. Al terminar, se debe respirar profundo y volver a darle un puntaje a la emoción inicial. Expertos recomiendan repetir el procedimiento hasta llegar a una calificación equivalente a 1.

Infobae

Fotos: Shutterstock

pixel