ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Es posible que estés desechando la parte más sana del aguacate

3/11/2017 3:55 pm

Pero igual no deberías comerla.

Ahora que el aguacate con pan tostado es casi un requisito para subsistir y que los aguacalattes son una realidad, estamos superándonos cada vez más con nuestra fruta favorita. Tanto es así que estamos por llegar al aguacalipsis por segunda ocasión. Sin embargo, es curioso que aún tengamos cosas que aprender sobre nuestra fruta con piel de cocodrilo más querida, incluyendo los beneficios potenciales para la salud en las partes que echamos a la basura.

En lo que han descrito como “primer estudio de este tipo”, un grupo de científicos estudió los compuestos químicos que se encuentran en el hueso y la cáscara, descubriendo así que estas partes no comestibles podrían ser usadas para cualquier cosa, desde recetas médicas hasta tuberías de PVC. Los investigadores molieron 300 huesos de aguacate secos, luego se procesó en aceite de hueso y cera de cáscara. El equipo realizó grandes descubrimientos durante el análisis del aceite y la cera, mismos que presentaron en una reunión de la American Chemical Society.

“Es posible que las cáscaras de la semilla —que la mayoría de la gente considera desechos— en realidad sean gemas preciosas, porque los compuestos medicinales dentro de ellas podrían ser usadas para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otras enfermedades”, dijo el Dr. Debasish Bandyopadhyay en un comunicado. “Nuestros resultados también sugieren que las semillas son una fuente potencial de productos químicos utilizados en plásticos y otros productos industriales”.

Algunos de estos compuestos incluyen docosanol, sustancia que utilizan quienes padecen herpes bucal y el heptacosano, una molécula que puede retardar el crecimiento de tumores. Bandyopadhyay dice que su equipo quisiera continuar su investigación sobre la semilla del aguacate para determinar si estos compuestos que ocurren naturalmente podrían ser utilizados para elaborar medicamentos que pueden tener menos efectos secundarios que aquellos generados en laboratorios con las mismas sustancias.

A pesar de todo el potencial inexplorado que podría encontrarse en las semillas de aguacate, deberías dejarlas a la ciencia. Incluso la Comisión de Aguacates de California dice —con negritas— que “no recomienda” comerlas.

Pero aún así, sólo saber que podrían contener algún tipo de anti-viral o desacelerador del cáncer te hará sentir muy presumido cuando la próxima vez que comas una rebanada de aguacate. Si eso no lo vale, no sabemos qué otra cosa lo hará.

Publicado originalmente en VICE.com