Provocar, esa es la cuestión. O ir en contra de los cánones de belleza, a menudo sin sentido: ahí está el asunto. Porque la polémica en torno de las axilas de Lourdes León, la hija mayor de Madonna, zanja una grieta, aunque parezca mentira: se critica sin piedad su decisión de no depilarlas, o se levanta como una bandera de reivindicación femenina el hecho de lucirlas al natural.

Lo cierto es que la Reina del Pop ya su tomó postura, respaldando abiertamente a la joven de 21 años. Como lo hizo en la foto que eligió para postear en su Instagram, avisando que con Lola -así la conocen a su hija- ya estaban listas para recibir el nuevo año. “¡We are ready for you, 2018!”, escribió la cantante, acompañando sus palabras con el hashtag #love.

No parece casual que Madonna eligiera justo esa imagen, donde Lourdes levanta sus brazos y exhibe su vello, para compartir con sus casi 11 millones de seguidores. Y que además la imagen ¡cuadriplicara! los likes que suelen recibir sus fotos: 289.977, y contando… Porque sus fanáticos también parecen haber tomado partido en esta polémica. Aunque no faltaron las críticas.

Pero la artista, quien ya adelantó que en 2018 lanzará un disco (el último fue en 2015, Rebel Heart), ¿también se sumó a las axilas al natural, del mismo modo que en algún momento lo hicieron figuras de la talla de la modelo Gigi Hadid o las actrices Drew Barrymore, Penélope Cruz y Lola Kirke, entre otras? Lo hizo, sí, pero eventualmente: dos años atrás y tiñéndolas de rubio.

En cambio -como se vislumbra en una selfie posteada en Instagram Stories-, este 2018 lo recibió así:

Porque hace rato que Madonna no necesita exhibir sus axilas al natural para dejar en claro que ella transgrede cualquier estereotipo de moda. Y que poco le importa el qué dirán.