ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Fútbol: Enfrentamiento entre Barça y Chelsea es todo un clásico europeo.

20/02/2018 3:56 pm

Un enfrentamiento entre Barça y Chelsea es todo un clásico europeo. El siglo XXI se ha visto salpicado una y otra vez por los duelos entre ambos equipos. Eliminatorias complejas, tanto dentro como fuera del terreno de juego, que no dejaron indiferente a nadie y que ofrecieron momentos inolvidables para sus aficionados.

El de hoy reabre la historia de unas eliminatorias que han dejado algunas cuentas pendientes entre ambos contendientes. Porque hubo de todo. Arbitrajes polémicos que incidieron en el resultado final. En este sentido, Ovrebo es ya otro clásico.

 

 

 

 

Hubo palabras que han pasado a la historia del fútbol como fueron las de Mourinho refiriéndose al gran teatro que se exhibe en Barcelona. El portugués acusó a Messi de echarle cuento después de una entrada de Del Horno que supuso la expulsión del vasco y que definiría la eliminatoria para el Barcelona.

El Iniestazo es un recuerdo imborrable. Al igual que el gol de Bakero en Kaiserslautern, fueron dos tantos que valieron dos Copas de Europa, la primera del Dream Team y la tercera de los culés, que era la primera de Guardiola.

Pep vivió su principio y final europeo con el Chelsea. El primero fue esa Champions del Iniestazo. Y la despedida, la eliminación en manos de los ‘blues’ con un gol de Fernando Torres en el Camp Nou. Ese día hasta Messi falló un penalti.

Y es que Leo sale hoy con ganas. Llega a Stamford Bridge con una cuenta pendiente y eso no es una buena noticia para el Chelsea. Messi con un hándicap emocional añadido, puede ser un arma letal esta noche.

Porque el azulgrana recuerda ese penalti fallado, dice Alexis Sánchez que luego le vio llorar amargamente en el vestuario, pero también que a lo largo de su carrera no ha sido capaz de meterle un gol al Chelsea. Algo impensable si tenemos en cuenta que ha disputado ocho partidos contra el cuadro inglés.

Nadie le aguanta tanto. Hay equipos que han resistido hasta cuatro partidos sin que Leo les metiera un gol, pero ocho son demasiados. De esta manera saldrá Leo al césped de Stamford Bridge, plenamente consciente, como el resto del equipo, de la importancia de conseguir un tanto en campo contrario.

Sin embargo, el capítulo del gol es una asignatura pendiente del Barcelona en Europa. Un equipo que destaca en todos los años por su faceta realizadora, empieza a tener un atasco monumental cada vez que sale a jugar al continente fuera de su estadio. En 2017, el equipo azulgrana ha disputado cinco partidos en Champions y solamente ha sido capaz de anotar un tanto. Y, por si fuera poco, fue un autogol. El Barcelona no marcó en París ni Turín en octavos y cuartos de la pasada edición. Y en la fase de grupos de este ejercicio se quedó en blanco en Atenas y otra vez en Turín. Su único gol tuvo lugar frente al Sporting de Portugal. Una dato a tener muy en cuenta.

Y por si fuera poco, Courtois también es un muro para Leo. No le ha marcado en sus ocho últimos enfrentamientos, siete con el Atlético de Madrid y uno con la selección belga.

Valverde llega con todos sus jugadores importantes disponibles. Habrá once de gala en Stamford Bridge. Los diez de siempre más el puesto que baila en todos los partidos. Lo más normal es que el undécimo protagonista salga de la dupla Paulinho y André Gomes. El brasileño es más titular que su compañero, pero a Valverde le gusta utilizar al portugués cuando es visitante y, además, en partidos importantes.

Por su parte, el Chelsea no llega en un buen momento. El conjunto inglés tiene muchas dudas. Su trayectoria en este 2018 es muy irregular y en las últimas semanas se ha cuestionado la continuidad de Conte. Incluso se ha sugerido el nombre de Luis Enrique como su sustituto.

El morbo lo pondrán dos ex azulgranas: Cesc y Pedro. Los internacionales españoles no salieron de la mejor manera posible del Barcelona. Ambos tienen una espina clavada y la ocasión es perfecta para sacársela.

 

 

 

 

Fuente: LM