ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Dan de alta a siamesa que sobrevivió a operación en Guatemala

21/02/2018 6:50 pm

 

La bebé siamesa sobreviviente de una cirugía de separación en octubre pasado, Graciela Esmeralda, volvió a los brazos de su madre hoy, cuando el director del Hospital Roosevelt, el más grande de Guatemala, Marco Antonio Barrientos, la entregó tras haberla dado de alta.

Emocionada, la madre de la bebé, Alma Martínez, dijo sentirse feliz porque finalmente podría regresar a casa, en el departamento oriental de Jalapa, casi seis meses después de haber dado a luz a las siamesas, bautizadas como “las Esmeraldas”.

“Estoy alegre pero a la vez triste porque hubiera querido llevarme a las dos bebés con vida”, dijo ante la prensa Alma, lamentando el fallecimiento de la otra bebé separada, Esmeralda Angelí, quien perdió la batalla el pasado 20 de diciembre por complicaciones tras la separación.

“No tengo palabras de agradecimiento y sobre todo para el doctor Barrientos, darle gracias por todo”, dijo la madre con lágrimas en el rostro.

La cirugía tuvo lugar el 23 de octubre y Graciela Esmeralda permaneció en observación hasta hoy, “el momento de despedirla”, dijo el jefe de cirugía pediátrica del Hospital Roosevelt, Javier Bolaños, quien calificó de “gran éxito” el proceso.

El médico la describió como “una bella nena”, cuyo peso alcanza las 9 libras.

“Estamos muy satisfechos y contentos de poder dar en representación del Hospital Roosevelt a la mamá”, mencionó Bolaños, quien añadió que sentía “una mezcla de sentimientos”, por el fallecimiento de la hermana de la bebé.

Bolaños enfatizó que “cuando trabajamos juntos y se logra conformar un gran equipo multidisciplinario que trabajó incansablemente para dar lo mejor de sí, se logran cosas positivas en el país”.

Reiteró su pesar por no haber podido entregar “a las dos siamecitas a su mamá, por las complicaciones médicas que sufrió, luego de dos meses arduos de batalla por la vida”, sin embargo concluyó que era “un gran mérito para todos” y una “gran satisfacción” haberlo “logrado”.

En ese momento, ingresó una enfermera cargando a la bebé en sus brazos y el director Barrientos la tomó en sus manos y dijo: “Queríamos dar a esta hermosa dama a su mamá. Ya una unidad está lista para trasladarla a su casa y que pueda seguir su vida”.

Barrientos añadió que el equipo que trabajó en la separación podía decir “misión cumplida”, sin embargo indicó que ya comienza a “prepararse porque vienen nuevos retos que les daremos a conocer próximamente”.

La operación del pasado 23 de octubre duró 15 horas y consistió en la separación del tórax y del abdomen, aunque luego descubrieron que, además del hígado -como sabían con antelación-, también estaban unidas del intestino grueso.

Pese a ser la más grande de las dos, Esmeralda Angeli volvió constantemente al quirófano para ser revisada, hasta su fallecimiento el 20 de diciembre.

El último caso conocido en este centro es el de las niñas Ana Rosa y Aída Rosalin, conocidas como “Las Rositas”, que nacieron en 2013 unidas por la pelvis y que fueron operadas en 2015, aunque no fueron dadas de alta hasta en 2016.

Pero la operación más conocida de siameses guatemaltecos unidos es el de “Las Mariítas”, que nacieron unidas por el cráneo y que fueron operadas con éxito en Estados Unidos en 2006. EFE/SN