ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

UNICEF avisa de graves efectos de la contaminación en los niños de Mongolia

22/02/2018 3:15 pm

Salud:

 

Los elevados niveles de contaminación que sufre Mongolia, especialmente su capital, Ulán Bator, están causando una crisis sanitaria sobre todo en los niños y las embarazadas, alerta un informe presentado hoy por UNICEF que pide acciones urgentes al Gobierno de ese país de Asia Central.

Si Mongolia no toma medidas para atajar la contaminación que especialmente afecta a Ulán Bator en invierno, ésta puede aumentar en un 33 por ciento las enfermedades respiratorios entre los menores, lo que generaría 2 millones de dólares de gastos adicionales a la sanidad nacional, advierte el estudio de UNICEF.

Esta situación “se ha convertido en una crisis sanitaria en Ulán Bator, poniendo a cada niño y embarazada en peligro, que incluye abortos, partos prematuros, reducción del peso en recién nacidos, neumonía, bronquitis, asma o la muerte”, destacó el representante de UNICEF en Mongolia, Alex Heikens, en la presentación del informe.

El estudio, bajo el lema “una llamada a la acción para proteger la salud infantil”, pide que no sólo se luche para reducir los niveles de contaminación en la capital, sino medidas para prevenir y tratar los impactos de ésta en la población, destacó la agencia oficial mongol Montsame.

De acuerdo con UNICEF, esta circunstancia ha provocado que la incidencia de enfermedades respiratorias en los residentes de la ciudad se haya multiplicado por 2,7 en los últimos 10 años.

En menores de cinco años, la neumonía se ha convertido en la segunda principal causa de mortalidad, y los niños que viven en el barrio de los ger (yurtas tradicionales), donde la contaminación es mayor, tienen una capacidad pulmonar un 40 por ciento menor que la de los chicos que habitan en áreas rurales.

El ministro de Sanidad mongol, Davaajantsangiin Sarangerel, participó en la presentación del informe y aseguró que durante los tres meses que el nuevo Gobierno del país lleva en el poder “no ha habido un sólo día en el que no se haya discutido esta cuestión”.

“La contaminación se ha vuelto un problema político y social crucial cada invierno y en otras épocas prácticamente se olvida”, reconoció el ministro, quien subrayó que el informe de UNICEF servirá de hoja de ruta para políticas medioambientales de su Gobierno.

Ulán Bator presenta en invierno índices de polución a menudo mayores que los de otras ciudades altamente contaminadas como Pekín o Nueva Delhi, lo que en años pasados ha llegado a generar concentraciones de protesta en el centro de la ciudad.

La dependencia del carbón como fuente energética de Mongolia, y el extendido uso de éste en rudimentarios sistemas de calefacción de las yurtas de los suburbios, parecen ser el origen de este problema, que se produce irónicamente en uno de los países con menor densidad de población del planeta y más espacios naturales abiertos. EFE