ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Los juegos de Barranquilla, la puerta de oro para algunos deportistas jóvenes

23/07/2018 4:22 pm

En los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla algunos jóvenes de 13, 14 y 15 años abrieron una puerta de oro al conseguir debutar en unas justas del ciclo olímpico en una edad temprana y dar los primeros pasos de sus carreras deportivas.

Entre los 5.339 deportistas inscritos aparecen algunos nombres que sorprenden por su juventud, como es el caso de la hondureña Iriana Negreira, que a sus 13 años disputó una ronda preliminar de la prueba del esprint en patinaje, satisfecha por haber participado pese a haber llegado en el último lugar.

 

 

 

Hija del exfutbolista argentino Patricio Negreira, la patinadora, quien fue la única representante de su país en el patinaje de velocidad, sueña con entregarle algún día medallas a Honduras en este deporte.

Sin embargo, el deportista más joven que compitió en Barranquilla es el colombiano Miguel Aguirre, del equipo de tenis de mesa, quien “siente un gran orgullo” por haber podido debutar en el campeonato individual, pese a haber perdido en sus dos primeras salidas, 11-3, 11-3 y 11-4 contra el dominicano Samuel Gálvez y 9-11, 11-2, 11-4 y 12-10 frente al barbadense Mark Dowell.

También disputó el partido de dobles mixto con Manuela Echeverry, de 16 años, ante los guayaneses Shemar Britton y Chelsea Edghill, con quienes cayeron en parciales de 6-11, 16-14, 11-13, 11-6 y 11-8.

“Un poco difícil debutar, pero está bien. Hay que seguir preparándonos, a medida que vaya creciendo tengo que volverme más fuerte y este es un torneo para sentirme orgulloso por venir por primera vez”, contó a Efe Aguirre, de 13 años y nacido el 2 de mayo de 2005, unos meses antes que Negreira.

A “Miguelito”, como lo llaman sus compañeros de equipo y que, como a muchos jóvenes de su edad, le gusta el juego de móvil Candy Crush Saga, no se le notó el pánico escénico, pues a pesar de haber sido su debut en las justas lució tranquilo y trató de sacarle el mejor de los provechos a la competencia.

En ese sentido recordó que comenzó a practicar el tenis de mesa cuando tenía 8 años y que esta no es la primera vez que participa en un torneo internacional, pues en 2016 se impuso en la categoría sub’11 del campeonato suramericano de Lima.

Asimismo, alterna la práctica de ese deporte con la del fútbol, disciplina en la que ha participado de torneos como el Pony Fútbol, campeonato infantil del que han salido figuras como James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado y Juan Fernando Quintero.

Otro de los jóvenes que apareció en competencia en el tenis de mesa fue el haitiano Donika St-Fleur, de 14 años y quien incluso fue el abanderado de su país en la ceremonia inaugural, celebrada en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

St-Fleur quedó eliminado en la primera ronda, como le pasó a Aguirre, pero puede decir que se impuso en al menos uno de los partidos que disputó.

El abanderado haitiano derrotó 11-9, 11-8 y 11-7 al panameño David Dimas en 9 minutos, un triunfo que, sin lugar a dudas, nunca olvidará y que le permitirá seguir soñando con llegar a ser un gran tenismesista en el futuro.