ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Xelajú cierra filas en torno al técnico argentino Cepeda y su creativo Pappa

27/02/2019 2:42 pm

La plantilla de Xelajú cerró filas este martes en torno a su entrenador, el argentino Ramiro Cepeda, y su volante Marco Pappa, quien ha sido acusado de llegar en estado de ebriedad al partido del pasado fin de semana y que fue también señalado recientemente de violencia contra la mujer.

Los jugadores, que comparecieron casi en su totalidad ante la prensa para ofrecer una postura conjunta “de equipo”, leyeron un pronunciamiento en el cual narraron que reconocieron a la junta directiva del club su responsabilidad en este “mal momento futbolístico” y de resultados.

“Considerando que se debe resolver, nos hacemos responsables y a su vez queremos expresar que hemos tomado unánimemente la decisión de revertir lo que hasta ahora hemos hecho mal dentro del terreno de juego”, aseguraron, y defendieron a Cepeda y a todo el equipo técnico.

Xelajú, que marcha noveno en la tabla con 9 puntos de 27 posibles y acumula seis partidos seguidos sin ganar (3 empates y 3 derrotas)-, jugará este sábado contra Chiantla en la décima jornada y ahí, según dijeron sus jugadores, demostrarán este cambio de actitud de un equipo unido y aguerrido, subsanando estos “errores puntuales” de los que los que ellos son “los únicos culpables”.

“Nos comprometemos a cambiar la actitud dentro del terreno de juego (…) para volver a ser el equipo que todos quieren ver, un equipo aguerrido y protagonista dentro del fútbol nacional”, apuntaron.

Sobre la situación particular de Pappa, quien ha militado en las filas de equipos de Estados Unidos, Europa y Guatemala y que llegó al equipo quetzalteco el pasado mes de octubre, la plantilla se limitó a pedir a la junta directiva la reincorporación del volante.

Esto, explican, después de tener “una exhaustiva plática” en la que le hagan saber que el club, los técnicos, los jugadores y la afición necesitan “su compromiso”.

El pasado fin de semana, Xelajú jugó contra Guastatoya y Pappa tuvo que ser cambiado después de la primera media hora de juego por supuestamente acudir en estado de ebriedad, una decisión que se supo este lunes cuando el equipo técnico le prohibió entrenar con el primer equipo.

Pappa no habló directamente de esta situación y se limitó a decir que es necesario que todos se comprometan “más con nosotros mismos” y que la idea es “pelear hasta el final” para cambiar el rumbo de los resultados: “Yo de mi parte voy a estar más metido con el grupo. Aquí hay un buen grupo, buenas personas, buena afición”.

El extremo, que abogó por salir de esta racha “lo más pronto posible” y de echarle “ganas”, aseguró que el equipo está unido y que por ello decidieron dar “la cara” para que esto salga a flote.

Esta no es la única polémica que rodea al centrocampista guatemalteco, quien supuestamente tiene una nueva denuncia por violencia de género contra una mujer, aunque esta misma semana compartió en sus redes sociales en donde ambos decían estar felices.

Por su parte, Carlos Kamiani Félix, el delantero mexicano, reiteró que la afición solo va a ver a partir de ahora “un equipo comprometido” y diferente, y añadió que el entrenador, que está “en la cuerda floja”, tiene todo el apoyo y se lo demostrarán con buenos resultados.

“Cuando hay equipo unido es muy difícil que los partidos se compliquen” y hay que “agarrar el santo de frente”, concluyó.

 

 

efe