ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Huelga De Dolores 2019 En SONORA

12/04/2019 3:07 pm

Inicia el recorrido de las distintas carrozas en el centro histórico de ciudad de Guatemala.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HISTORIA

La Huelga de Todos los Dolores del Pueblo de Guatemala (llamada también: Huelga de Dolores o Desfile Bufo), es una tradicional manifestación que realizan los Estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala cada año durante la Cuaresma y la cual toma como día primordial el Viernes de Dolores del cual toma su nombre.

Para comprender la profundidad de la crítica social y política que tenía la Huelga de Dolores hay que recordar que, en la Ciudad de Guatemala de fines del siglo xix y de un poco más de la mitad del xx, la población no sólo era muy escasa- tenía alrededor de 350,000 habitantes- sino que los personajes que en ella sobresalían eran bastante conocidos tanto en las clases acaudaladas y medias como en ciertos barrios populares. Los rumores propios de los pueblos chicos hacía circular de boca en boca las actuaciones públicas y las debilidades íntimas de muchas familias y personas, por lo que no era difícil para los huelgueros recopilar las historias que ya andaban de boca en boca o que se guardaban bajo una secretividad más que dudosa y volverlas a desparramar con una dosis pura de picardía y con un vocabulario coloquial y desvergonzado que fácilmente invadía los terrenos de la procacidad, a pesar de algunos intentos de guardar las normas de un ingenio que siempre está ligado a la situación del momento.1

Hasta 1970, todas las manifestaciones que componían la Huelga se llevaban a cabo frente a un público numeroso y complaciente y que el Desfile Bufo, en particular, era presenciado y aplaudido multitudinariamente, por lo que la vida de la ciudad se paralizaba en gran medida y la atención popular se concentraba en el cortejo entre las 9 de la mañana y las 2 de la tarde. Al terminar éste en la Facultad de Derecho, al compás de la marimba, muchos de los huelgueros culminaban la actividad con una borrachera, de preferencia con cerveza donada generosamente por los conocidos fabricantes que hay en Guatemala.1

A partir de la firma de la Paz en 1996, el uso de capuchas por parte de los participantes en la Huelga de Dolores—que se inició a finales de la década de 1950 por la represión de las fuerzas del Estado en contra del movimiento—, y en especial de los miembros del «Honorable Comité de Huelga» —ente organizardor de las actividades del evento—, permitió que se desvirtuara la expresión estudiantil y que incluso se establecieran comercios informales dentro del Campus Central de la Universidad, los que le reportaban dividendos de hasta seis cifras a la Asociación de Estudiantes Universitarios y a los miembros del «Honorable Comité»;2​ esto, además de ingresos por la «talacha» —una especie de extorsión que estudiantes encapuchados cobran en las calles y en las aulas— y por la venta de bonos huelgueros, los cuales ya le habían provocado desprestigio a la Huelga de Dolores desde mediados de la década de 1980.2