ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

La excandidata presidencial de Guatemala Sandra Torres quedará detenida

2/09/2019 9:22 pm

La excandidata a la Presidencia de Guatemala y ex primera dama del país, Sandra Torres, quedará retenida en una cárcel de una brigada militar al menos hasta terminar la semana, luego de que este lunes fuera detenida por supuestos delitos de financiación electoral ilícita.

La jueza Claudette Domínguez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo A, explicó durante una audiencia judicial que el pasado viernes giró la orden de captura por entender que había peligro de fuga y obstaculización a la verdad, y la envió a la cárcel que funciona en la Brigada Militar de Mariscal Zavala.

Será hasta el próximo viernes, a las 9.00 hora local (15.00 GMT), cuando se celebre la audiencia de primera declaración ante este mismo Juzgado, que deberá decidir si la procesa o no por los delitos que pide la Fiscalía, “financiamiento electoral no registrado y asociación ilícita”.

Las autoridades arrestaron este lunes en su residencia, ubicada en una colonia de la carretera hacia El Salvador, a la excandidata a la Presidencia por el partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y horas después llegó a la Torre de Tribunales tapada con una capucha, unas gafas de sol oscuras y un pañuelo que ocultaba casi toda su cara.

Sin dar declaraciones y rodeada por una nube de periodistas, la ex primera dama solo se limitaba a decir: “Ya me están quitando el aire. Me voy a desmayar”.

Después de su registro, la defensa solicitó a la judicatura que Torres fuera enviada al centro de salud privado Los Pinos debido a que padece una arritmia cardíaca, una “grave hipertensión arterial” y neuralgia, enfermedades que necesitan de un cuidado específico y unos exámenes especiales que no pueden ser garantizados en las cárceles del país por falta de condiciones.

Pero la jueza negó la petición y ordenó al Instituto Nacional de Ciencias Forenses realizar una evaluación médica de la acusada y especificar en su informe final si estos quebrantamientos de salud obligan a su traslado a un centro asistencial.

“Por ende, por este momento no ha lugar a lo solicitado”, proclamó Domínguez, quien explicó que la exprimera dama está implicada en tres causas abierta, aunque su detención se ordenó por la financiación irregular del partido socialdemócrata UNE.

Torres perdió la primera magistratura del país centroamericano el pasado 11 de agosto en la segunda vuelta electoral frente a Alejandro Giammattei, del partido centroderechista Vamos y quien había prometido a sus votantes que si ganaba la Presidencia metería presa a su rival.

“Yo les voy a dar una razón por qué salir a votar. Pueblo de Guatemala, voten por Alejandro Giammattei. Si votan por Alejandro Giammattei voy a hacer todo lo que esté en mis manos para meter en la cárcel a la señora Sandra Torres”, proclamó, y un día después pidió una orden para prohibirle salir del país a la ex primera dama.

Sin embargo, este día cambió su discurso y dijo sentir “pena” por la detención de la ex primera dama (2008-2012), ya que, como él mismo sufrió en carne propia hace años, “no es nada agradable” ir a prisión, y aunque se mostró complicado con el actuar del Ministerio Público negó cualquier tipo de influencia en esta causa.

“No puedo nada más que sentirme con pena porque a nadie le gusta que se lo lleven a la cárcel. De hecho, a mí me tocó una vez irme así, por lo que no puedo sentirme contento”, proclamó, aunque agregó que ahora puede “descansar” porque este proceso no se produjo siendo él presidente.

Giammattei estuvo en prisión preventiva por 10 meses en 2010 acusado de participar, cuando fue director del Sistema Penitenciario de Guatemala, en una masacre en la cárcel de Pavón en 2006 en la que murieron varios reos, pero la justicia cerró en 2011 el caso y él siempre ha asegurado que fue una “acusación política”.

La investigación que implica a Torres denuncia la posible comisión de un delito de financiación electoral no registrada para la campaña de 2015, cuando perdió la presidencia frente a Jimmy Morales, actual mandatario, y en la que supuestamente no reportó al Tribunal Supremo Electoral unos 27,6 millones de quetzales en gastos de campaña (unos 3,58 millones de dólares).

La detención de la ex primera dama fue vista por el partido que la respalda, del que es secretaria general, como una “confabulación política” de los fiscales de este caso, y aseguraron que están basados en “intereses espurios, mediáticos e infundados en contra” de Torres, quien había entregado su pasaporte al juzgado el pasado 16 de agosto, poniéndose así a disposición de la justicia.

Este mismo día se conoció además que el Tribunal Supremo Electoral ha recibido la petición de la Fiscalía para cancelar a la formación política por estas irregularidades, una solicitud que deberá analizar el pleno de magistrados y el Registro de Ciudadanos. EFE