ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

La falta de quorum impide al Congreso de Guatemala aprobar “estado de sitio”

6/09/2019 3:21 pm

La falta de asistencia de diputados impidió este jueves al Congreso aprobar de “urgencia nacional” el “estado de sitio” decretado por el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, para varios municipios del nororiente del país tras el asesinato, el martes, de tres militares en el departamento de Izabal.

El presidente del Congreso, Álvaro Arzú, esperó dos horas para reunir a los 105 diputados necesarios para aprobar esa medida, pero solo 100 acudieron a la sesión prevista para que comenzara a las 10.00 hora local (16.00 GMT) y por ello avanzó que el “estado de sitio” tendrá que ser discutido para su aprobación en tres debates como manda la ley.

Durante el primer debate, celebrado este jueves, la mayoría de diputados que tomaron la palabra avanzaron que darán su apoyo a la decisión del Organismo Ejecutivo.

Pero también anunciaron que impulsarán enmiendas al Acuerdo Gubernativo para que la medida que durará 30 días esté orientada a recuperar la seguridad y combatir el narcotráfico en esa región.

“El narcotráfico está incontrolable y ojalá que esta buena intención sea para combatirlo”, pronunció el diputado Mario Taracena, de la opositora Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien anunció enmiendas para que “no se caiga en excesos de gastos” durante el “estado de sitio”.

Mientras que el legislador independiente Luis Pedro Álvarez adelantó que votará a favor de la medida, pero criticó la “incapacidad de respuesta” de las fuerzas militares.

Afirmó que “no tuvieron una reacción” ante la emboscada que sufrió la patrulla militar, donde tres de los agentes murieron y otros tres resultaron heridos, en la comunidad de Semuy II, en el municipio de El Estor.

Los soldados heridos “pasaron la noche y no hubo respuesta del Ejército, ni de la Policía, ni del Ministerio Público y mucho menos del procurador de los Derechos Humanos (Jordán Rodas) porque tuvieron miedo de ingresar”, lamentó.

Los cuerpos de los tres militares asesinados fueron recuperados un día después y este jueves fueron trasladados a la capital guatemalteca, mientras que los tres heridos continúan recuperándose de sus heridas, uno está ileso y dos siguen desaparecidos.

Álvarez acotó que la situación que se vive en el departamento de Izabal no se resolverá en 30 días, pero confía en que durante ese periodo se lleve ante la justicia a los responsables de los asesinatos.

Otro diputado, Walter Félix, de la exguerrillera Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), manifestó que la problemática en El Estor “es muy grave”.

Y puso en tela de juicio que con el “estado de sitio” se resuelva el tema del narcotráfico porque es “un problema estructural que está ligado al saqueo de los recursos naturales”.

En tanto, Estuardo Galdámez, del partido oficial Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), consideró que el crimen de los tres militares representó “un golpe” a la dignidad del Ejército y de los guatemaltecos y exigió “poner un alto al terrorismo y al crimen organizado”.

“El estado de sitio hay que ponerlo en todo el territorio porque la amenaza del narcotráfico es a nivel nacional”, opinó, y aseguró que “solo con la fuerza pública se podrá recuperar la seguridad de los guatemaltecos”, expuso este exmilitar.

Por su parte, Luis Fernando Montenegro, del opositor Encuentro por Guatemala, dijo que en este momento se tienen que dejar de lado las banderas políticas y apoyar al Gobierno para recuperar el estado de derecho.

En tanto que el parlamentario Leocadio Juracán, del partido Convergencia, condenó el asesinato de los militares y a la vez lamentó que los cinco departamentos en los que se decretó el estado de sitio -Izabal, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Zacapa y El Progreso- estén abandonados por el Estado.

En esta línea, también expresó sus temores de que durante la vigencia de la medida “se agudice la estigmatización de los defensores de los derechos humanos”.

La patrulla militar, según explicó el Ejército, fue emboscada el pasado martes cuando recorrían la comunidad de Semuy II en busca de una aeronave ilegal, supuestamente del narcotráfico, que había sido detectada por radares de la Fuerza Aérea Guatemalteca.

 

 

 

Con información de Efe