La Fiscalía pidió prisión para el presidente de la Federación Española de Fútbol y su hijo, ex director de Conmebol

Deportes Internacionales - 20 julio, 2017

Tras haberle tomado declaración a ambos, han solicitado al juez Santiago Pedraz que los envíe a la cárcel por posible defraudación de más de 50 millones de dólares a las arcas del organismo que regula el fútbol español

 

La Fiscalía Anticorrupción solicitó prisión provisional y sin fianza para Ángel María Villar, presidente desde hace 29 años de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y su hijo Gorka, ex director general de Conmbol, por un posible perjuicio de al menos de más de 50 millones de dólares a las arcas del organismo.

Luego de haberles tomado declaración a ambos, los fiscales le han pedido al juez Santiago Pedraz que los envíe a la cárcel. Tras la celebración de la correspondiente vistilla para la adopción de medidas cautelares, el juez de la Audiencia Nacional decidirá si decreta la prisión, según informaron fuentes jurídicas.

Los Villar, junto a otros dos directivos arrestados en esta operación -Juan Padrón, titular del fútbol de Tenerife, y Ramón Hernández Baussou, secretario de esa federación-, habían sido trasladados por la Guardia Civil a la sede de la Audiencia Nacional tras ser detenidos este martes. Todos ellos se negaron a declarar ante los agentes que han dirigido esta operación llamado «Soule», en la que se les acusa de lucrarse en beneficio propio con partidos de la selección española.

Ángel María Villar junto a Joseph Blatter en la FIFA (Getty Images)

Ángel María Villar junto a Joseph Blatter en la FIFA (Getty Images)

Ángel María Villar, de 67 años, quien logró salir ileso en los últimos años al destaparse los escándalos de corrupción en la FIFA, fue arrestado este martes a raíz de una investigación que se inició por una denuncia del Consejo Superior de Deportes (CSD) presentada en 2016. Las sospechas partieron de una auditoria que reveló que no se había cobrado una deuda de 30 millones de dólares contraída por los derechos audiovisuales de los partidos de la selección.

Los investigadores apuntan a que Villar y su hijo Gorka, abogado experto en derecho deportivo que trabajó en la Conmebol entre 2014 y 2016, cobraban comisiones por la celebración de partidos de La Roja y se servían de sus puestos para la contratación de servicios en beneficio propio.

Con información de EFE