Guatemala insta a participar en consulta popular sobre diferendo con Belice

Nacionales - 03 abril, 2018

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, instó hoy a la población a participar el próximo 15 de abril en la consulta popular para decidir si el diferendo territorial, insular y marítimo con Belice se lleva o no a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Conoce cuál será tu centro de votación para la #ConsultaPopularGT ¡Juntos votemos por Guatemala!

??   

 

Morales, acompañado de la ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, entre otros, comenzó este martes en el departamento de Sololá una gira para motivar a los guatemaltecos a participar en el «histórico» referéndum sobre la añeja diferencia con Belice.

 

Con el mismo fin visitará este mismo martes los departamentos de Suchitepéquez y Escuintla, en la costa sur, y en los próximos días otras regiones del país centroamericano

El próximo 15 de abril se dará «un paso más en la búsqueda de una solución pacífica para recuperar lo que nosotros creemos que por derecho nos pertenece», dijo Morales.

Recordó que Guatemala reconoció en septiembre de 1991 como país a Belice y como un pueblo que tiene derecho a elegir su destino, pero sin abandonar el reclamo territorial.

«No estamos peleando con Belice, estamos reclamando nuestro derecho», proclamó, y agregó que «tenemos que decirle al mundo que somos un pueblo pacífico y que buscamos una solución pacifica».

En su mensaje, Morales recordó una frase que le dijo el primer ministro beliceño, Dean Barrow, cuando lo visitó para invitarlo a su investidura: «Presidente, no le heredemos a nuestros hijos los problemas que heredamos de nuestros padres».

En el acto ante las autoridades locales y ancestrales de Sololá, Quiché y Totonicapán, el mandatario recordó que en 2015 se decidió celebrar la consulta popular para que cada pueblo decida si el caso se lleva o no a la CIJ.

El presidente dijo que le duele que desde hace más de 25 años se dejó de enseñar en las escuelas que el territorio de Belice «es nuestro» aunque ya no aparezca en el mapa.

Al solucionar la diferencia, destacó, «ganaríamos la paz, podemos estar mejor y marcar la historia».

Por su parte, la canciller Jovel explicó que entre los dos países no existen linderos para saber dónde está la frontera, a la que se le conoce en la actualidad como «Zona de Adyacencia».

Desde hace más de 150 años, subrayó, existe el diferendo con Belice, al que en 1981 el Reino Unido le otorgó la independencia unilateral y no le consultó a Guatemala.

«Hemos intentado todo lo humanamente posible por ponernos de acuerdo y no se ha logrado», pero «estamos listos para dar el primer paso» con la consulta popular, indicó.

Guatemala reclama más de 12.272 kilómetros cuadrados, que representan más de la mitad de la excolonia británica.

La diplomática aseguró que los dos países «tienen una excelente relación bilateral» y que será el pueblo el que decida en las urnas si se lleva el caso a la CIJ.

Aclaró que la solución «no la tendremos inmediatamente después de ir a votar», sino que será ese alto tribunal, si es que los guatemaltecos así lo deciden, el que defina la frontera entre los dos países vecinos.

 

EFE