Corte de Constitucionalidad realiza acto para el cambio de la presidencia 2018-2019.

Nacionales - 14 abril, 2018

La nueva presidenta de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, la magistrada Dina Josefina Ochoa, prometió hoy un año de mandato apegado al derecho y la independencia, y aseguró que una de sus prioridades será impulsar la resolución de los expedientes con celeridad.

 

Hoja de Vida de la Magistrada Dina Josefina Ochoa Escribá, Presidenta de la Corte de Constitucionalidad.

Durante su discurso Ochoa, nombrada en 2016 por el presidente Jimmy Morales para formar parte de los 10 magistrados, entre principales y suplentes, que integran el mayor tribunal del país para el período 2016-2021, dijo que pretende que su mandato sea un ejemplo para las otras mujeres que buscan «ocupar espacios importantes en la vida pública nacional».

La quinta mujer que asume este puesto en los 32 años de funcionamiento del Tribunal, reconoció que asumirá «una labor compleja».

«Pero cueste lo que cueste tenemos una responsabilidad como máximas autoridades en materia de justicia constitucional. Ello para formular respuestas a este embate (la lentitud), que contribuye, sin lugar a dudas, a la desconfianza ciudadana al sistema».

Dijo que una de sus prioridades durante este año de presidencia de la Corte de Constitucionalidad, que es rotatoria entre sus cinco magistrados titulares, será también el «respeto irrestricto al principio de la legalidad» y la búsqueda de soluciones a la mora judicial.

 

En cumplimiento del artículo 271 de la Constitución, Ochoa asumió este sábado como presidenta de la Corte para el periodo 2018-2019, en un acto en el que estuvieron presentes varias autoridades, entre ellas el presidente Morales.

Ochoa, que sustituye en la presidencia a Francisco de Mata Vela, fue magistrada de Apelaciones del Ramo Penal de Delitos de Femicidio y otras formas de Violencia contra la Mujer, elegida por el Congreso en octubre de 2014.

En noviembre del 2012, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), la incluyó en una lista de 18 operadores de justicia a los que denominó «jueces de la impunidad» por favorecer con sus resoluciones al crimen organizado.

Sin embargo, tras su nombramiento el Gobierno aseguró que el ente de las Naciones Unidas dio por cerrada la investigación abierta contra su persona. EFE