El petróleo venezolano baja por cuarta semana y cierra en 46,32 dólares

Internacionales - 07 febrero, 2020

La cotización del petróleo venezolano bajó 4,87 dólares y cerró este viernes en 46,32 dólares o 322,57 yuanes, lo que implica la cuarta semana consecutiva de caída, según el informe semanal del Ministerio de Petróleo.

Después de las sanciones financieras que Estados Unidos impuso en 2017 contra varios funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela dejó de usar el dólar como divisa de referencia y comenzó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda de China, uno de sus mayores aliados políticos y comerciales.

El tipo de cambio ofrecido por la cartera petrolera este viernes fue de 6,96 yuanes por dólar, ligeramente por encima de la tasa de la semana pasada, ubicada en los 6,9214.

A principios de enero, Maduro anunció que este año Venezuela empezará a usar el petro -un criptoactivo sancionado por Estados Unidos y que está garantizado en las reservas de hidrocarburos del país- para vender el petróleo venezolano, aunque no precisó cuándo entraría en vigencia la medida.

Como es usual, el reporte ministerial incluyó el precio de las otras tres cestas de referencia del mercado petrolero, que cerraron la semana con pérdidas en sus cotizaciones.

La cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) retrocedió 5,04 dólares y se ubicó en 55,96 dólares, frente a los 61 dólares de la semana precedente.

El WTI cerró en 50,60 dólares frente a los 53,26 del viernes anterior, en tanto que el crudo Brent bajó de 59,52 dólares a 55,36 en esta semana.

Según un informe de la OPEP divulgado en enero, Venezuela bombeó en diciembre un promedio de 714.000 barriles diarios (bd) de crudo, manteniendo la caída que arrastra desde hace meses.

La grave recesión económica, la crisis política en el país y las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera han llevado a la producción de crudo venezolano a su nivel más bajo en las tres últimas décadas, con la excepción del desplome en 2002 y 2003, cuando una huelga en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) hundió las extracciones por debajo de los 100.000 bd. EFE