Ciudadano ruso es asesinado en Guatemala supuestamente por nicaragüense

Sucesos - 22 julio, 2020

Un hombre de nacionalidad rusa fue asesinado el martes por la noche en Guatemala supuestamente por un ciudadano nicaragüense que posteriormente fue detenido por las fuerzas de seguridad.

La Policía Nacional Civil (PNC) guatemalteca explicó este miércoles en un comunicado de prensa que el homicidio se registró en Antigua Guatemala, departamento de Sacatepéquez, 50 kilómetros al oeste de la capital del país.

Las autoridades identificaron al fallecido como Vladimir Fedyanin, de 54 años y nacionalidad rusa, quien murió por heridas de arma blanca.

El supuesto autor del crimen fue el ciudadano nicaragüense Wingler Bustos Vásquez, de 33 años, detenido tras el asesinato por la PNC.

De acuerdo con las autoridades, ambos ciudadanos extranjeros se encontraban «ingiriendo bebidas alcohólicas» en un hotel de la ciudad colonial guatemalteca cuando Bustos Vásquez atacó a Fedyanin.

«Al momento de su captura se localizó un cuchillo con manchas de sangre el cual presuntamente utilizó Bustos Vásquez para atacar y darle muerte a su víctima», puntualizó la policía guatemalteca.

La escena del crimen, en un hotel ubicado en una avenida de Antigua Guatemala, fue procesada en la noche del martes por fiscales del Ministerio Público.

El homicidio se registró durante el toque de queda vigente en el país por la COVID-19, que va de seis de la tarde a cinco de la mañana de lunes a viernes.

Guatemala registró durante 2019 un total de 3.578 asesinatos, la mayoría de ellos perpetrados con arma de fuego, de acuerdo a fuentes oficiales.

El Ministerio de Gobernación (Interior) informó a finales de 2019 que Guatemala culminó el año con una tasa de 21 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que existe una «epidemia» de violencia en un territorio cuando se registran tasas de más de 10 homicidios por cada 100.000 habitantes.

El país centroamericano ha reportado en la última década el asesinato de al menos 60.000 personas y según informes de organismos internacionales es una de las 15 naciones más violentas del planeta. EFE