Panamá ensaya en cerdos dos prototipos de ventiladores para enfermos de COVID

Coronavirus - 10 septiembre, 2020

Dos prototipos de ventiladores para pacientes graves de la COVID-19 desarrollados en Panamá se encuentran en la fase de pruebas en animales, dijeron este jueves los responsables del proyecto que busca producir equipos de este tipo 100 % panameños.

Los ensayos preclínicos en animales (fases 2 y 3) se realizan en cerdos «sanos y lesionados» para simular las dificultades respiratorias de un paciente con la COVID-19, lo que cuenta con la aprobación del Comité de Bioética de Uso de Animales de la Universidad de Panamá y junto a veterinarios de esta institución.

Los prototipos deben ser capaces de ventilar a un animal lesionado por 60 minutos, manteniendo los niveles fisiológicos de gases en sangre, metabolitos y presión sanguínea adecuados, explicó en una conferencia virtual el doctor Rolando Gittens, investigador y uno de los coordinadores.

«El objetivo es desarrollar equipos 100 % en Panamá», dijo, que precisó que en total se han diseñado «entre cinco a siete prototipos que han sido adelantados», dos de los cuales «ya han llegado a las pruebas con animales y uno ya está en última fase de esas pruebas con animales que pueden similar las dificultades respiratorias de un paciente con COVID-19».

El costo de fabricación de estos equipos aún «no certificados en su totalidad, está entre los 6.000 y 7.500 dólares, dijo Pablo Moreira director comercial de PSL PSA, empresa que apoya el proyecto.

La iniciativa, denominada «Ventiladores por Panamá», es desarrollada desde marzo por ingenieros, médicos intensivistas e investigadores del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá (INDICASAT) y de la Universidad Tecnológica de Panamá, y cuenta con el respaldo del Ministerio de la Presidencia y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).

La idea surge a raíz de la elevada demanda global de estos equipos a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, para atender a pacientes con insuficiencia respiratoria en las Unidades de Cuidados Intensivos, lo que propició su escasez y la multiplicación de su costo, de acuerdo con las explicaciones oficiales.

Los ingenieros se han divido en equipos para desarrollar los prototipos de ventiladores mecánicos de emergencia, y en una primera fase, estos pasan por pruebas funcionales con maniquíes de simulación médica que se realizan en el Centro Regional para el Adiestramiento y Simulación en Salud (CREASS AIP), en la Ciudad del Saber, situada a las afueras de Ciudad de Panamá.

Estas pruebas solo fueron superadas por dos de los prototipos adelantados por distintos equipos de ingenieros entre abril y julio, que son los que ahora se prueban con animales. EFE