Barbados apuesta por el turismo en tiempos de COVID e invierte 300 millones

Coronavirus - 08 octubre, 2020

 El territorio caribeño de Barbados pone en marcha un plan de 300 millones de dólares para revitalizar un sector turístico que supone cerca de la mitad de su economía y que a causa de la COVID-19 está un 40 % por debajo de su actividad, mientras el Gobierno mantiene fuertes medidas de control sanitario y no olvida el mercado latinoamericano.

La ministra de Turismo de Barbados -un país que ronda los 280.000 habitantes-, Lisa Cummins, señaló este jueves en entrevista con Efe que los 300 millones de dólares, que consideró, no obstante, insuficientes, se destinarán a reactivar un sector castigado por la COVID-19, que se cobró cerca de 40.000 puestos de trabajo en el apogeo de la pandemia, la mayoría de la industria turística.

Cummins subrayó que con unas 15.000 personas empleadas directamente en el turismo y otras 32.000 en campos relacionados se espera que los 300 millones de dólares se destinen a ayudas a hoteles, restaurantes y otras instalaciones como respuesta a la pandemia de la COVID-19.

La titular de turismo destacó que uno de los pilares sobre los que Barbados basa su objetivo de recuperar plenamente la industria es por medio de unas estrictas medidas sanitarias que, en primer lugar, pasan por el control fronterizo.

SIN CONTAGIO LOCAL

«Barbados es un país en el que no ha habido -prácticamente- contagio local, si no que la práctica totalidad de los casos han sido importados», señaló la funcionaria, tras recordar que desde el inicio de la pandemia en el territorio caribeño se han registrado 200 casos y 7 muertes a causa del coronavirus.

«El 90 % de esos casos fueron importados», aseguró Cummins, después de aclarar que la pandemia en el territorio caribeño «está bajo control».

Barbados abrió fronteras a los viajeros internacionales a mediados del pasado mes de julio, pero como recuerda la funcionaria a cambio de estrictas medidas de control de entrada.

«El objetivo era garantizar la seguridad de las personas», sostuvo, además de destacar que es obligatorio que todas los individuos que viajen a Barbados desde países de alto y medio riesgo tengan un resultado negativo a una prueba de COVID-19 para entrar al país.

Las autoridades de Barbados exigen que estas pruebas se realicen en las 72 horas anteriores a la llegada.

«Pero además, nuestras autoridades sanitarias exigen a los visitantes ponerse en cuarentena en las instalaciones aprobadas por el gobierno de Barbados -hotel, villa o instalación gubernamental- hasta que se obtenga una segunda prueba negativa realizada en la isla», recalcó Cummins para explicar el porqué de los pocos casos de contagio en el territorio caribeño.

CASI IMPOSIBLE CONTAGIARSE EN BARBADOS

Por todo ello, la funcionaria indicó que los turistas que elijan Barbados tendrán garantizado que es prácticamente imposible que se contagien y que tienen una oferta que dijo es difícil de igualar en la región caribeña.

«Nuestra oferta incluye las mejores playas del Caribe, una gastronomía difícil de igualar y gente que realmente recibe calurosamente a los turistas», destacó.

Dijo además que Barbados está especializado en el turismo de lujo que atrae a personas con alto nivel adquisitivo que en este país encuentran la oferta que demandan.

«Sin duda nos ayuda el que la artista Rihanna sea de Barbados, una propaganda inigualable por lo que da a conocer del país», destacó.

RIHANNA UNA REFERENCIA

Matizó que la popularidad de Rihanna ha hecho que cada vez más y más personas quieran conocer Barbados y que en especial se interesen por la oferta de lujo.

Las autoridades de Barbados tratan de conseguir nuevos turistas en diferentes mercados mundiales y uno en los que han puesto su punto de mira es el de los países latinoamericanos.

«Contamos con un responsable de desarrollar nuestra oferta en esos países, con lo que hemos tenido un contacto histórico, en especial con Venezuela y Panamá, en los que hay colonias de personas se nuestra isla», dijo Cummins.

También se refirió a Brasil como uno de los países, por su tamaño y potencial, a los que Barbados quiere dar a conocer mejor su oferta.

La funcionaria también se refirió al anunció del pasado mes de septiembre de la intención de a partir del próximo año poner fin a que la jefatura de Estado del país recaiga en la reina Isabel II de Inglaterra, pasando a convertirse en una república.

La gobernadora general de Barbados, Sandra Mason, dijo en un discurso sobre el asunto que había «llegado el momento de dejar completamente atrás el pasado colonial», durante la apertura de la nueva sesión parlamentaria en la Asamblea legislativa.

«No creo que nos diferenciemos del resto de países de este hemisferio que han seguido su propia evolución», destacó la titular de Turismo, para quien se trata de un proceso lógico seguido en casi todas partes del mundo.

Barbado quiere aprovechar este momento histórico para llevar a cabo una transformación del sector turístico comprometiéndose con poner en marcha medidas de conservación y de incremento del uso de energía renovable para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Para ello el gobierno pondrá en marcha el Fondo de Innovación Verde y Digital y la capacitación a disposición de las pequeñas empresas. EFE