ONG de expresidenta de Nicaragua lanza campaña por la democracia ante crisis

Internacionales - 14 octubre, 2020

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, creada por la expresidenta de Nicaragua (1990-1997) que le dio el nombre, lanzó este miércoles una campaña de «nueve pilares» para dirigir hacia «la libertad y la democracia» al país que está inmerso en una grave crisis sociopolítica desde hace más de dos años.

El objetivo de la campaña es «contribuir al entendimiento de esa república que deseamos (…) que sirva de base para cualquier programa que tengamos de transformación de Nicaragua hacia la democracia, la libertad, el progreso y la justicia social», dijo la presidenta y directora de la Fundación, Cristiana Chamorro Barrios, durante la presentación.

El primer pilar de la democracia, expuesto por Chamorro Barrios, hija de la exmandataria, es el de la libertad de expresión y de prensa, el mismo que su padre, el héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro Cardenal (1924-1978), murió defendiendo ante la dictadura de los Somoza.

«Hemos crecido creyendo que la primera de todas las libertades es la de expresión, porque sin la libertad de expresión no hay libertad, e incluso se disminuye el derecho a la vida. No concebimos el ejercicio de otros derechos sin la libertad de movilizarnos, de participar y de expresarnos en plena libertad», explicó Chamorro Barrios, quien llamó «dictadura monstruosa» a la del actual Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

El segundo pilar identificado por la fundación es el del pluralismo político como espacio «para el diálogo, el entendimiento y el consenso».

Asimismo, estableció como tercer pilar las «elecciones libres y transparentes», ya que «el Gobierno debe ser producto de la voluntad de todos y no de la imposición de dos personas», continuó.

RESPETO A DD.HH. Y ESTADO DE DERECHO Y NO A LA REELECCION

El cuarto pilar es dedicado a la «no reelección presidencial», con el argumento de que se trata de un hecho «totalmente antidemocrático», lo que, de establecerse, impediría la continuidad en el poder que actualmente ostenta Ortega desde 2007, y que antes mantuvo entre 1979 y 1990.

El pilar cinco consistió en el respeto de los derechos humanos, y el sexto en el restablecimiento del Estado de derecho bajo el principio establecido por Barrios de Chamorro al asumir la Presidencia en 1990: «Vine a servir y no a ser servida», recordó su hija.

Los tres últimos pilares establecidos fueron la honradez, la justicia social, y la verdad.

Según la directora de la fundación la honradez establece la «gran separación que tiene que haber entre lo público y privado, el rechazo a todo concepto de Estado botín, y el combate a la corrupción».

Agregó que la justicia social garantiza «el derecho de todos a la educación, a la salud, y al servicio, es indispensable».

En cuanto a la verdad, indicó que se trata de lo que existe hoy en Nicaragua y que contradice los nueve pilares.

«Es lo que tenemos actualmente, una dictadura monstruosa y represiva, tan destructiva como este virus que nos acecha, el virus de la COVID-19», explicó Chamorro Barrios.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.EFE