Moscú impone nuevas restricciones ante aumento de casos de coronavirus

Coronavirus - 10 noviembre, 2020

 El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, anunció hoy una serie de nuevas medidas que, sin significar un cierre total de la capital rusa, restringen considerablemente el funcionamiento de las instituciones docentes y los servicios a la población debido al incremento considerable de casos de Covid-19.

«En las actuales condiciones las medidas existentes de contención del coronavirus son insuficientes. Se torna necesario implementar limitaciones adicionales para, hasta donde sea posible, romper las cadenas de transmisión del virus y reducir los índices de infección», anunció el alcalde en su blog.

Según Sobianin, las medidas anunciadas entrarán en vigor el jueves 13 de noviembre y se extenderán durante dos meses, hasta el 15 de enero de 2021.

El jefe de la Administración capitalina constató el crecimiento significativo de casos de Covid-19 que se observa desde septiembre pasado y señaló que durante dos meses y medio «se lleva a cabo una verdadera batalla contra este mal. Una batalla por la salud y la vida de los moscovitas».

Sobianin señaló que incluso hasta la semana pasada las autoridades moscovitas consideraban que la infección «se había estabilizado a un alto nivel, que sin embargo, no era crítico».

«Pero durante los últimos días observamos un crecimiento considerable. El lunes 9 de noviembre de 2020 se detectaron 6.897 casos, un récord durante toda la pandemia», lamentó.

Si a mediados de agosto, según el alcalde, una de cada cien pruebas era positiva, a fines de octubre ese índice ascendió a un 5,8 %, y luego a un 7,5 %.

«Y lamentablemente, en las próximas semanas solo esperamos un empeoramiento de la situación», alertó.

Es por ello que los estudiantes universitarios y de enseñanza media reiniciarán las clases a distancia y deberán permanecer el mayor tiempo posible en sus hogares y limitar al mínimo las salidas a la calle.

Los servicios gastronómicos, así como clubes nocturnos, boleras, discotecas, no podrán ofrecer servicios en horario nocturno, desde las 23.00 hasta las 6.00.

La asistencia a los cines, teatros y salas de conciertos se limitará al 25 % de las salas, y los eventos deportivos se permitirán solo con la autorización del Departamento de Deportes de la ciudad de Moscú y la Dirección del organismo de supervisión ruso, Rospotrebnadzor, de la capital.

Igualmente se limitan las actividades culturales, expositivas, recreativas o espectáculos con público, que deberán realizare, en la medida de lo posible, en formatos virtuales.

Sobianin insistió en que a diferencia de otras ocasiones, en que se han tomado medidas drásticas por cortos períodos de tiempo, ahora se estas se mantendrán vigentes por dos meses, una medida que calificó de «muy desagradable, pero inevitable» ante los días festivos de Año Nuevo. EFE