Escocia endurece las restricciones contra el coronavirus durante tres semanas

Internacionales - 17 noviembre, 2020

 La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, anunció este martes restricciones más duras para frenar los contagios de coronavirus en once zonas de Escocia, incluida la ciudad de Glasgow, durante un periodo de tres semanas.

Esas áreas entrarán en el cuarto nivel de alerta, el máximo establecido hasta ahora, que prevé que los ciudadanos no salgan de casa salvo para actividades esenciales como hacer ejercicio, cuidar a personas dependientes y trabajar, en caso de no poderlo hacerlo a distancia.

Cerrarán asimismo bares y restaurantes que no sirvan comida para llevar, así como gimnasios, peluquerías y otros comercios considerados no esenciales, mientras que los colegios continuarán abiertos.

Las medidas anunciadas por Sturgeon en el Parlamento escocés son muy similares a las que impuso el pasado 5 de noviembre impuso en toda Inglaterra el primer ministro británico, Boris Johnson.

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) sostuvo que las limitaciones más livianas que había ordenado hasta ahora han ayudado a evitar una expansión aún más rápida del coronavirus, cuya prevalencia en Escocia es «más baja que en otras naciones del Reino Unido».

«Hemos hecho progresos, pero el nivel general de infecciones continúa estando por encima de lo que debería ser», afirmó Sturgeon, que recalcó que las medidas más drásticas están pensadas para durar un periodo corto de tiempo.

«La intención es específicamente que las medidas tengan un impacto antes de las Navidades y el periodo del invierno que presenta mayores retos», dijo la ministra principal.

Según las últimas cifras oficiales, en Escocia, donde viven 5,4 millones de personas, se han registrado 1.248 casos de covid-19 y 37 muertes en las últimas veinticuatro horas, mientras que en el conjunto del Reino Unido, con una población de 66,7 millones, se informó ayer de 21.363 contagios y 213 fallecidos.

 

 

Con informacion de Efe