Coronavirus sigue al alza en Honduras y hospitales adquiridos no funcionan

Internacionales - 12 enero, 2021

La pandemia de covid-19 en Honduras sigue registrado datos al alza, con el riesgo de volver a los peores meses de la crisis sanitaria, entre mayo y julio de 2020, mientras siguen sin funcionar seis de siete hospitales móviles comprados entre marzo y abril en Turquía a un costo de 47,5 millones de dólares.

Hasta este martes, el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) ha registrado más de 128.701 contagiados y 3.285 muertos, desde que fueron confirmados los primeros dos casos personas que habían contraído el virus, el 11 de marzo de 2020.

Un día después, el 12 de marzo, el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández declaró un toque de queda que no se ha cumplido de manera rigurosa, principalmente desde noviembre, cuando a raíz de los graves daños que dejaron las tormentas tropicales Eta e Iota, se liberó la restricción de las personas para salir.

Hasta antes de las tormentas, solamente podían salir las personas a partir del último dígito de su carné de identidad, en el caso de los hondureños, y pasaporte, en el de los extranjeros, haciéndolo con dos números diarios, el 1 y 2 el lunes, por ejemplo, con horario restringido.

Fuentes médicas al frente de la pandemia en los hospitales públicos advirtieron que, al no haber control en la circulación de la población, se elevarían los casos de muertos y contagios, principalmente en los albergues temporales con miles de damnificados por causa de las inundaciones que dejaron Eta e Iota.

También ha habido un relajamiento de la población durante las fiestas navideñas y de fin de año, lo que se pudo observar en distintos tipos de comercios, formales e informales, en mercados populares y centros comerciales, entre otros.

En los mercados y comercios informales, muchas personas siguen circulando sin hacer uso de mascarillas, ni aplicar otras medidas sanitarias, lo que también es visible en bulevares de ciudades como Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos más importantes del país, donde miles de personas piden dinero o comida, en muchos casos con niños pequeños, algunos de meses de nacidos.

AUMENTAN LOS PACIENTES EN CENTROS DE TRIAJES Y HOSPITALES

Con el incremento de casos de contagios con el SARS-CoV-2, también se está elevando el número de pacientes en los centros de triaje que operan en las principales ciudades del país y los hospitales públicos.

Según han advertido fuentes médicas, no se descarta que los nosocomios estatales en las próximas semanas estén saturados de pacientes con la covid-19.

Según el consultor de la Secretaría de Salud, Henry Andino, comenzando el año se viven escenarios muy parecidos al incremento de casos positivos de covid-19 que vivió el país en junio y julio de 2020.

Andino considera que aunque ahora hay «hospitales más equipados, triajes y otras medidas» que «contribuyen al tratamiento de los casos», las tormentas Eta e Iota dañaron la infraestructura sanitaria de la población en condición de supervivencia.

Además, Andino ha confirmado que la movilización excesiva durante las fiestas navideñas y de fin de año dispararon los casos de covid-19.

El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, dijo el lunes que Honduras es uno de los países del mundo donde la covid-19 va en ascenso «por la falta de responsabilidad de la población al no cumplir con las medidas de bioseguridad».

Señaló además que se teme que en las próximas semanas haya un ascenso de la positividad de casos con covid-19, por lo que el personal sanitario está trabajando en campañas y brigadas médicas de casa en casa para prevenir la propagación del virus.

Según Cosenza, a los centros de triaje están «llegando familias enteras, en algunos casos con sintomatología alta que requieren hospitalización inmediata».

SIN FUNCIONAR HOSPITALES MÓVILES COMPRADOS EN TURQUÍA

Luego de que fueron confirmados los primeros dos casos de la covid-19, la estatal Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) procedió a una «compra de emergencia», sin licitación pública, entre marzo y abril de 2020, de siete hospitales móviles, que se esperaba que comenzaran a funcionar en julio los primeros dos.

Pero de estas estructuras, que recién llegaron hasta julio, solamente está funcionando una, en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante del país, que registra una alta incidencia de casos con la mortal enfermedad.

Según denuncias del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), entre otras fuentes, en la compra de los siete hospitales móviles hubo corrupción.

Además, en los primeros dos nosocomios, que permanecieron varias semanas en la Empresa Nacional Portuaria, de Puerto Cortés, se comprobó que algunos aparatos y equipos venían usados o vencidos, por lo que el Ministerio Público inició una investigación, que está en curso.

De los otros cinco hospitales, dos llegaron en octubre y los últimos tres en noviembre de 2020, pero ninguno está funcionando, y en lo que respecta a Tegucigalpa, de los dos que arribaron en julio, hasta este lunes fue entregado uno por la junta interventora de Invest-H a la Secretaría de Salud.

Según Gustavo Boquín, uno de los interventores de Invest-H, los cinco hospitales móviles, que funcionarán en el sur, oriente, occidente y la región caribeña del país, comenzarán a funcionar a finales de febrero, casi un año después de que fueron comprados.

Diversas fuentes coinciden en señalar que la irregular compra de los nosocomios móviles es un ejemplo más de la corrupción que sigue campeando en Honduras. EFE