Presidenta georgiana indulta a opositor tras acuerdo para poner fin a crisis

Internacionales - 27 abril, 2021

 La presidenta de Georgia, Salomé Zurabishvili, indultó hoy al copropietario de un canal de televisión opositor como parte del acuerdo alcanzado entre las autoridades y la oposición para poner fin a la crisis en la que está inmersa la nación caucasiana tras las elecciones parlamentarias de octubre de 2020.

Zurabishvili firmó una ley de indulto para perdonar a Giorgi Rurua, quien fue condenado el año pasado a cuatro años de prisión por adquisición ilegal, almacenamiento y posesión de armas, según dijo en las redes sociales la jefa de Estado de Georgia.

Esta medida era uno de los pasos previstos en el acuerdo facilitado por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que firmaron el pasado día 19 las autoridades y parte de la oposición para acabar con la crisis en el país.

El pacto no fue suscrito por todas las partes, pues se negaron el principal partido opositor, Movimiento Nacional Unido (MNU), así como Georgia Europea y el Partido Laborista.

Algunos parlamentarios de estos partidos, incluidos del MNU, firmaron sin embargo el pacto a título individual.

La crisis política en Georgia se desató tras las elecciones parlamentarias de octubre, calificadas de fraudulentas por la oposición y en las que el Sueño Georgiano obtuvo 90 de los 150 escaños que conforman el Parlamento.

Las tensiones se agudizaron a raíz de la reciente detención del líder del principal partido opositor, Movimiento Nacional Unido (MNU), Nikanor Melia, acusado de organizar hace dos años graves disturbios en la capital.

El documento promovido por Michel consiste en cinco puntos y establece, entre otros aspectos, ambiciosas reformas judiciales y electorales y un nuevo sistema de poder compartido en el Legislativo.

También prevé unas elecciones parlamentarias anticipadas en 2022 -dos años antes de lo previsto- si Sueño Georgiano no consigue un 43 % de los votos proporcionales en los comicios locales de otoño.

Asimismo, deja claro que en el plazo de una semana a partir de la firma del acuerdo se debe declarar una amnistía o tomar otras medidas con un efecto equivalente en dos casos judiciales considerados politizados: los de Melia y Rurua.

Zurabishvili también saludó este martes que parte de la oposición haya comenzado a trabajar en el Parlamento, rompiendo así el boicot iniciado tras las elecciones del año pasado.

Sin embargo, el MNU solo volverá al Legislativo una vez Melia sea puesto en libertad.

Se espera que el líder opositor sea incluido en una ley de amnistía que afectará a todas las personas contra las que se inició un caso penal en relación con las protestas frente al parlamento georgiano el 20 de junio de 2019 durante unas protestas antirrusas. EFE