Turquía autoriza uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V

Coronavirus - 30 abril, 2021

Las autoridades sanitarias turcas han emitido una autorización de uso de emergencia para la vacuna rusa Sputnik V, que será el tercer fármaco de inmunización contra la covid usado en el país, anunció este viernes el ministro de Sanidad turco, Fahrettin Koca.

«Como resultado de sus investigaciones y evaluaciones, el Consejo de Fármacos e Instrumentos Médicos de Turquía ha aprobado el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V», escribió Koca en su cuenta de Twitter.

El ministro ya había confirmado el martes el acuerdo cerrado entre el Fondo de Inversiones de Rusia y una empresa turca para producir la vacuna en Turquía, y ayer adelantó que en mayo llegarán las primeras remesas del fármaco, antes aún de que arranque la producción local.

En total, Turquía comprará a Moscú 50 millones de dosis durante los próximos 6 meses, dijo Koca ayer, cuando también informó de que se extenderá de 4 a entre 6 y 8 semanas el intervalo de tiempo entre las dos dosis de la vacuna estadounidense-germana Pfizer/BioNTech.

Las autoridades no han especificado las razones por las que se ha decidido esa dilatación.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, rechazó hoy que se deba a una escasez del fármaco alemán.

«No admito que estemos viviendo problema alguno con el aprovisionamiento de las vacunas. Tenemos disponibles suficientes vacunas, hay en grado suficiente», dijo Erdogan a la prensa tras el rezo del viernes en una mezquita de Estambul.

La campaña de vacunación en Turquía comenzó en enero pasado con el producto chino Sinovac, al que luego se sumó el de Pfizer/BioNtech, y desde entonces 9,1 millones de personas han sido completamente inmunizados (con dos dosis).

No obstante, la situación epidemiológica en Turquía ha empeorado en las últimas semanas, llegando a mediados de abril a un tercer pico de la pandemia con entre 340 y 360 muertes diarias.

Desde ayer rige un completo toque de queda en todo el país, que durará hasta el 17 de mayo, si bien se exceptúan numerosos sectores esenciales de la industria y los ciudadanos pueden salir para hacer compras en el barrio durante el día. 

 

 

Con información de Efe