Bolsonaro dice que habrá vacunas para todos los brasileños mientras recibe cacerolazos en su contra

Internacionales - 03 junio, 2021

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo en cadena nacional la noche del miércoles que habrá vacunas para todos los brasileños y reiteró su postura sobre priorizar la economía a pesar de la pandemia. Su discurso transcurrió en medio de cacerolazos producto del descontento de los ciudadanos por su manejo de la crisis por el coronavirus.

En una transmisión de radio y televisión, el mandatario manifestó que «todos los brasileños que lo deseen, podrán ser vacunados» a lo largo de este año. Además, informó que se han distribuido 100 millones de vacunas en los estados y municipios. «Brasil es el cuarto país con más vacunas en el planeta«, agregó. Sin embargo, el ritmo de inmunización ha sido catalogado como «lento» y hasta ahora solo el 10,6 % de la población, lo que corresponde a 22,6 millones de personas, han recibido las dos dosis del antígeno.

El presidente brasileño adelantó que su Gobierno firmó un acuerdo de transferencia tecnológica para la producción de vacunas en Brasil entre la farmacéutica británica AstraZeneca y la institución científica Fundación Oswaldo Fiocruz.

Su posición sobre los antígenos ha sido ambigua y ha pasado del rechazo absoluto, cuando dijo que no se la aplicaría porque se desconocían los efectos secundarios, hasta esta oportunidad, en la que catalogó el convenio recién suscrito como «un gran paso» y dijo que Brasil pasaba a «integrar la élite de apenas cinco países que producen vacunas contra el covid-19 en el mundo».

«No obligamos a nadie a quedarse en casa»

Durante su mensaje al país reiteró su controvertida postura en contra de las restricciones para contener la pandemia, que hizo que se enfrentara con autoridades locales de varias capitales, donde había cifras altas de contagios y muertes.

«Nuestro gobierno no obligó a nadie a quedarse en casa, no cerró comercios, no cerró iglesias, escuelas y no le quitó el sustento a millones de trabajadores informales», aseveró el mandatario, a pesar de que la cifra de contagios superó los 16 millones de personas y la de muertes llegó a 468.000.

En cuanto el tema macroeconómico, adelantó que se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) proyectado para 2021 tenga un crecimiento económico superior al 4 % y aseguró que el primer trimestre de este año «la economía mostró su vigor, estando entre los países del mundo que más crecieron». En 2020 el PIB sufrió una «caída histórica» del 4,1 % por la pandemia.

Bolsonaro también ratificó que aceptó la realización de la Copa América en su país, luego de que fuera cancelada la organización por parte de Colombia y Argentina.

Durante los cinco minutos que duró su alocución, los cacerolazos se escucharon en varios barrios de ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Florianápolis, Salvador del Belem, Porto Alegre y Brasilia. Ya el pasado sábado, miles de personas salieron a la calle para exigir vacunas y ayudas frente a la grave situación que atraviesa el país.