La CE pide no «relajarse» y no dejar las mascarillas y la distancia social

Coronavirus - 15 junio, 2021

 La comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakies, alertó este martes de que Europa «todavía no está fuera de peligro» en relación con la pandemia y pidió «no relajarse» ni dejar de usar las mascarillas y la distancia social.

«Hay razones para el optimismo, pero no para la complacencia», avisó Kyriakides, en su intervención en el Consejo de Salud, que reúne presencialmente a todos los ministros de Sanidad de la Unión Europea hoy en Luxemburgo.

La comisaria insistió en que el objetivo es inmunizar al 70 % de los vacunados para finales de julio, pero subrayó que, incluso cuando se alcance dicha meta, «no será el momento de declarar la victoria».

«La amenaza de variantes existentes y nuevas, posiblemente más transmisibles y gradualmente más resistentes a las vacunas, sigue siendo muy real y grave», advirtió, justo antes de aseverar que el «principal reto del futuro» es contrarrestar dichas variaciones.

CONFIANZA EN LA VACUNACIÓN

Por ello, la política chipriota pidió que la estrategia de la UE para otoño e invierno se centre en acelerar la vacunación, aumentar la confianza en las vacunas y minimizar la propagación de las variantes.

«Vacunar, vacunar, vacunar: ese debe ser nuestro mantra», sentenció.

El objetivo de aumentar la confianza, explicó, provendrá en gran medida del trabajo de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en la seguridad de las vacunas, así como en la forma en que los Estados miembros garanticen que dicho trabajo se comunique a los ciudadanos.

«A medida que avancemos en la vacunación de nuestra población nos encontraremos con un techo de cristal de resistencias, dudas y preguntas», avisó la titular de Salud.

Y añadió que la UE y los Veintisiete han de estar «preparados para abordar las dudas a nivel individual y local».

LA PANDEMIA NO HA ACABADO

«El camino para salir de la pandemia hacia una Europa más sana y resistente se está haciendo visible», reconoció Kyriakies, aunque insistió en que «no es el momento de relajarse».

En ese sentido, reconoció que, aparte de acelerar la vacunación, las intervenciones no farmacéuticas seguirán teniendo «un papel importante».

Por ello, afirmó que «no es el momento de tirar las mascarillas, dejar los desinfectantes de manos en casa o dejar de cumplir el distanciamiento social».

EL CERTIFICADO COVID, INÚTIL SIN MEDIDAS ADICIONALES COMUNES

Kyriakides también tuvo palabras en su intervención para la reciente aprobación del certificado digital COVID de la UE, de cuyo acuerdo aseguró sentirse «encantada».

El «tiempo récord» en el que se alcanzó el acuerdo entre el Consejo y el Parlamento, dijo, «es un testimonio de su importancia para nuestros ciudadanos y de que la UE puede actuar con rapidez y decisión».

Sin embargo, la chipriota avisó de que es necesario garantizar al mismo tiempo un enfoque «coordinado y comprensible» de las restricciones fronterizas y las medidas de viajes.

«Todo nuestro trabajo sobre los certificados COVID perderá sentido si acabamos con un mosaico de medidas en nuestras fronteras interiores», sentenció, a la vez que pidió «claridad y previsibilidad», puesto que es lo que «necesitan» los ciudadanos y la economía.

No obstante, también felicitó y agradeció el «enorme esfuerzo» de los Estados miembros para poner en marcha el certificado, que espera que utilicen todos los países a finales de mes.

«Debemos seguir aprendiendo y aplicando las lecciones de la pandemia para estar preparados para futuras amenazas sanitarias», concluyó Kyriakides.

 

 

Con información de Efe