La ONU dice que este año han muerto ya 1.146 inmigrantes en ruta hacia Europa

Internacionales - 15 julio, 2021

Al menos 1.146 inmigrantes murieron durante el primer semestre del año en el Mediterráneo y el Atlántico intentando llegar a Europa, la tercera parte de ellos, 399, en las diferentes rutas que conducen a España, asegura la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Esta organización de Naciones Unidas publicó esta semana un informe, en el que advierte de que este año está siendo especialmente trágico, con el doble de vidas perdidas respecto al mismo periodo de 2020 (513).

Sus cifras, según precisa siempre, son estimaciones mínimas, porque es consciente de que cientos de personas fallecen en naufragios de los que no hay noticia alguna, salvo las llamadas de familias que preguntan por desaparecidos.

De acuerdo con los datos de la OIM, el Mediterráneo se cobró 896 vidas en los últimos seis meses, el doble que hace un año; de ellas, 741 en las rutas del Mediterráneo Central (hacia Italia, Malta o Francia), 149 en la Occidental (hacia España) y 6 en la Oriental (hacia Grecia).

A ellas se suman las, al menos, 250 personas que perecieron en el Atlántico intentando llegar a las españolas Islas Canarias.

En las rutas del Mediterráneo hacia España, la mayor parte de las muertes documentadas por la OIM corresponden a los que salieron de Argelia, de Marruecos y las ocurridas en el entorno de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, en el norte de África, fronterizas con Marruecos.

La OIM subraya que las 1.146 muertes del primer semestre de 2021 son el testimonio del «fracaso» de los países europeos en el cumplimiento de su obligación de defender la vida y los derechos quienes se exponen al mar.

Este organismo insta a los estados a cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, «lo que incluye proteger el derecho a la vida e investigar las muertes cuando la causa es incierta, así como recuperar e identificar los cuerpos de los fallecidos e informar de manera apropiada a las familias».

Respecto a la situación del Mediterráneo Central, denuncia que las ONG que colaboran en los rescates en la zona siguen encontrando «significativos obstáculos», con la mayoría de sus barcos bloqueados en puertos europeos debido a expedientes administraciones o procedimientos penales o administrativos.

Al mismo tiempo, observa en el Mediterráneo un incremento de las operaciones marítimas realizadas por países del norte de África, con 31.565 personas interceptadas en la primera mitad de 2021, frente a las 23.117 del mismo período de 2020, incluidos los inmigrantes interceptados por Libia y devueltos a su costa, que están sujetos a detenciones arbitrarias, extorsión, desaparición y tortura, advierte. 

 

 

Con información de Efe