Las inundaciones dejan seis muertos en Bélgica y escenas dramáticas en Lieja

Internacionales - 15 julio, 2021

Las intensas lluvias de las últimas horas en los países del Benelux han dejado inundaciones y al menos seis muertos en Bélgica, con la región de Valonia como la más afectada, especialmente Lieja, donde las autoridades han lanzado un llamamiento a que quien pueda desaloje la ciudad.

En la localidad de Verviers, una de las más afectadas por la lluvia y las crecidas de los ríos, se han encontrado cuatro cuerpos sin vida, que se suman a otros dos confirmados anteriormente en las localidades de Eupen y Aywaille, todas ellas en las proximidades de Lieja.

La alcaldesa en funciones de esa ciudad, Christine Defraigne, ha pedido a sus habitantes de desalojen el municipio, el quinto de Bélgica, con una población de casi 200.000 personas.

«El nivel del agua seguirá subiendo hasta alrededor de un metro cincuenta. Por lo tanto, pedimos a los residentes que puedan que abandonen la ciudad, en particular a los que viven a orillas del Mosa», pidió la alcaldesa.

Defraigne recomendó a quienes no puedan salir de Lieja que se refugien en los pisos superiores de los edificios con «agua y víveres» para resistir en las próximas horas a la subida de las aguas, que amenazan con colapsar algunas infraestructuras de la ciudad.

«Esta situación es una calamidad nacional», ha declarado a la emisora local el jefe del Gobierno de la región de Valonia, Elio di Rupo, sobre las lluvias torrenciales, que han provocado graves perturbaciones en algunas provincias, incluido el cierre de carreteras, la interrupción del transporte ferroviario y el descarrilamiento de un tren.

La zona más afectada es la región sur de Valonia, y en particular las provincias de Lieja (este) y Luxemburgo (sur).

Además, el Instituto Real de Meteorología de Bélgica ha puesto en código rojo a Lieja, ciudad fuertemente perturbada por la crecida del río Mosa.

La Agencia Federal de Control Nuclear de Bélgica anunció el cierre del reactor Doel 2, por una posible fuga.

Además, la central nuclear de Tihange se encuentra bajo vigilancia por estar muy cercana al citado río, aunque la portavoz de la empresa, Anne-Sohie Hug, aseguró que el nivel «todavía está muy por debajo de los umbrales a partir de los cuales debería cerrarse la planta».

En Spa, también en la provincia de Lieja y destino turístico nacional conocido por sus aguas termales, el centro de la ciudad se encuentra totalmente inundado, al igual que Rochefort, en Namur, mientras que una decena de casas se han hundido en Pepinster.

Los habitantes de distintas localidades valonas han tenido que ser evacuados, así como cientos de jóvenes que se encontraban en campamentos de verano.

Las autoridades belgas han pedido a la población de las zonas más afectadas, sobre todo de Lieja y de la provincia de Luxemburgo, en el sur, mucha prudencia y que eviten todo desplazamiento no esencial.

El Gobierno ha activado el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea (UE) para hacer frente a los daños provocados por el mal tiempo en la zona oriental del país, ha anunciado la ministra del Interior belga, Annelies Verlinden.

Este mecanismo posibilita llamar a otros países para pedir ayuda específica en material, personal, etc. y también permite movilizar el equipo europeo de apoyo de protección civil.

Francia ha respondido que enviará dos helicópteros para socorrer al país vecino, al que también asistirán Italia y Austria.

En el vecino Luxemburgo las precipitaciones también han provocado graves perturbaciones que han sido evaluadas esta mañana en una reunión de la célula de crisis del país, donde se ha decidido evacuar el municipio de Echternach.

Aunque la situación meteorológica se ha calmado en las últimas horas, este jueves persiste el riesgo de un aumento del nivel de las aguas, informó el Ministerio de Interior de Luxemburgo en un comunicado, que recomienda a la población que se mantenga «vigilante» y que evite exponerse a peligros.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Layen, ha expresado su apoyo a los afectados por el temporal: «Mis pensamientos están con las víctimas de las devastadoras inundaciones en Bélgica, Alemania, Luxemburgo y Países Bajos, así como con aquellos que han perdido su hogar».