Entran en vigor en Ucrania reglas que priorizan el ucraniano sobre el ruso

Internacionales - 16 julio, 2021

 Las nuevas regulaciones de la ley de idiomas, que priorizan el ucraniano en la vida pública, entraron hoy en vigor en Ucrania, en un intento de alejarse aún más de la esfera de influencia rusa, incluida la política lingüística.

«Hoy entran en vigor las disposiciones que tienen como objetivo aumentar la presencia del ucraniano en la vida pública y consolidar su condición de lengua estatal», declaró Taras Kremin, el defensor del Idioma de Ucrania.

Las nuevas normas afectan a distintos ámbitos de la cultura y el entretenimiento, el turismo, la edición de libros, la producción de películas y programas de televisión.

CONTROVERSIA EN TORNO A LA LEY

La ley del idioma fue adoptada en 2019 varios días después de que el expresidente Petró Poroshenko fuera derrotado en las urnas por Volodímir Zelenski.

El documento incluía una cláusula que permitía postergar la implementación de algunas de sus disposiciones, a fin de dar a las empresas y al sector público tiempo a adaptarse.

Kiev defiende que la ley del idioma es una especie de «acción afirmativa» necesaria para proteger y promover el ucraniano después de siglos de opresión y prohibiciones bajo el Imperio ruso y el régimen soviético.

 UCRANIANO EN CONCIERTOS Y EN EL CINE

A partir de hoy será obligatorio organizar conciertos, espectáculos, representaciones teatrales y otros eventos de entretenimiento en ucraniano o con traducción al ucraniano.

Y es que en la actualidad, muchos programas de entretenimiento, que se emiten en directo o después de haber sido grabados, transcurren en ruso total o parcialmente.

Las nuevas normas obligan además a las editoriales a publicar al menos el 50 % de los libros en ucraniano y la misma regla se aplicará a los productos de las librerías.

No obstante, se harán excepciones para las publicaciones en idiomas de los pueblos autóctonos de Ucrania (como el tártaro de Crimea) y las tiendas especializadas.

Sin embargo, el cambio más significativo lo afrontará la industria cinematográfica. Las películas y series de televisión en idiomas extranjeros deberán ser dobladas al ucraniano, reemplazando así los subtítulos que se usan ampliamente ahora.

Según las estimaciones de los medios, en junio aproximadamente dos tercios de las series de televisión en los canales ucranianos se transmitían en ruso y el 46 % de los programas de televisión en horario de máxima audiencia se emitían en ruso.

CRÍTICAS A LA LEY

La ley del idioma fue criticada a nivel internacional. En diciembre de 2019, la Comisión de Venecia del Consejo de Europa concluyó que no proporcionaba un equilibrio entre la protección del idioma ucraniano y la de las lenguas minoritarias.

La Comisión recomendó a Ucrania que retrasara la aplicación de la ley hasta que se apruebe la legislación sobre la protección de las minorías nacionales. Sin embargo, esa normativa aún está en proceso de elaboración.

Desde la aprobación de la ley de idiomas, hubo alrededor de dos docenas de intentos de impugnarla.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DEFENDE LA LEY

En 2019, un grupo de 51 parlamentarios, en su mayoría prorrusos, llevó la ley ante el TC aduciendo que discriminaba a los ciudadanos de habla rusa. Actualmente entre el 22 % y el 35 % de los ucranianos consideran el ruso su lengua materna.

No obstante, el pasado día 14, el tribunal dictaminó que la ley era constitucional con el argumento de que el idioma ucraniano es un «atributo indeleble» del Estado ucraniano y cualquier ataque a su estatus oficial constituye una amenaza a la seguridad nacional.

Sostuvo que todo ucraniano está obligado a conocer el ucraniano, pero es libre de elegir cualquier otro idioma en el ámbito privado.

EN VIGOR DESDE 2019

Algunas disposiciones de la ley de idiomas de 2019 ya habían entrado en vigor, obligando a usar el ucraniano en los sectores de la publicidad, el transporte y la sanidad.

En enero se hizo obligatorio para los trabajadores del sector servicios dirigirse a los clientes en ucraniano. Sin embargo, no se prohíbe utilizar otro idioma si el cliente lo desea.

Otra disposición de la ley, que prevé un cambio obligatorio al ucraniano para los medios impresos, entrará en vigor en seis meses. Otras normas se implementarán por etapas, y la última comenzará su andadura en 2030. EFE