Ex primera dama Sandra Torres repite candidatura a Presidencia de Guatemala

10 diciembre 18 - 03:42

por mediatique mediatique

La ex primera dama de Guatemala Sandra Torres fue proclamada hoy oficialmente como candidata a la Presidencia del país para las próximas elecciones generales por el partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), donde estará acompañada por el excanciller Carlos Raúl Morales.

El binomio presidencial fue anunciado este domingo en una asamblea general de la formación política que se celebró en San José Pinula, donde también se proclamaron los candidatos a diputados distritales para los comicios de 2019.

La ex primera dama ya fue candidata a la Presidencia en 2015, unas elecciones que perdió frente al actual mandatario, Jimmy Morales en la segunda vuelta.

Torres, de 63 años, participó por primera vez en septiembre de ese año en unos comicios de la mano de UNE, el mismo partido que llevó a su exesposo, Álvaro Colom, a ganar las elecciones de 2007 y, a ella, a convertirse en primera dama.

Se divorció de Colom para poder competir en las elecciones de 2011 pero la Corte de Constitucionalidad, máximo tribunal del país, vetó su participación aquel año por el nexo con el mandatario, ya que la ley prohíbe a los familiares del presidente de turno optar a la primera magistratura del país.

En 2015, liberada de aspectos legales, Torres, nacida el 5 de octubre de 1955 en el municipio de Melchor de Mencos, en el departamento norteño de Petén, se inscribió sin inconvenientes en el Tribunal Supremo Electoral para perseguir su ambición.

Ahora estará acompañada de Morales, canciller durante los Gobiernos de Otto Pérez Molina y de Jimmy Morales, hasta que este último lo destituyó en agosto de 2017 por no querer declarar non grato al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez.

Los candidatos deberán inscribirse el próximo enero, después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convoque a elecciones generales.

Después de ser proclamados este domingo bajo el lema «Guatemala nos Une», ambos explicaron las principales líneas de su futuro programa electoral, que estarán centradas en la lucha contra la corrupción y en la construcción de una agenda nacional de desarrollo que convierta a la migración en una opción y no en una necesidad.

La también secretaria general de la UNE, consciente del compromiso que asume, prometió un Gobierno «capaz y transparente», que con «determinación y trabajo duro» pueda pelear por un país solidario y próspero, donde se termine con «la discriminación, la exclusión, la desigualdad, la desnutrición y el hambre», y que genere oportunidades para todos.

«No más confrontación, no más polarización, no más divisiones. Guatemala necesita unidad nacional. Necesitamos unidad, acuerdos y reconciliación», clamó, y reivindicó «la buena política», la que depende de la honradez, los buenos actos y los valores.

En este sentido, abogó por «romper los viejos moldes de la corrupción», por «cambiar la corrupción de ahora por la transparencia de 2020» y prometió tener un Gabinete de ministros paritario, donde la mitad de los puesto serán ocupados por mujeres.

Torres también juró, de llegar a la Presidencia, bajar los precios de la canasta básica, construir 300.000 viviendas para los que no tienen casa, rehabilitar carreteras y caminos, bajar los impuestos para el sector agrícola, modernizar la capital, crear empleo digno, impulsar la certeza jurídica y rescatar los programas sociales.

Por su parte, el excanciller, quien dijo tener la fe puesta en un mejor país, aseguró estar asumiendo su responsabilidad como ciudadano y con la democracia porque solo la «participación ciudadana y el mejor aporte de todos los sectores» pueden ayudar a aspirar a construir «una Guatemala mejor».

Morales, que hizo un repaso por sus 28 años de servicio en la administración pública y por los valores que le transmitió su familia desde bien pequeño, dijo que no se puede indiferente a los problemas del país y añadió que «el combate a la corrupción y la impunidad nos debe unir».

 

efe